El Coro del Colegio ofrece un exitoso concierto del 'Réquiem' de Mozart en la iglesia de Santo Domingo

Concierto Réquiem Coro SL.jpg

El 10 de diciembre de 1791, en Viena, se pudieron escuchar por primera vez, en público, algunos fragmentos de la emblemática misa de ‘Réquiem en re menor (KV-626),’ de Wolfgang Amadeus Mozart, hasta su estreno íntegro el 2 de enero de 1793, durante el funeral de su autor ofrecido a beneficio de su viuda. El pasado 24 de noviembre, en Granada, sonó una vez más esta clásica composición del barroco centroeuropeo, interpretada en esta ocasión por el Coro del Colegio de Abogados de Granada en un concierto celebrado en la iglesia de Santo Domingo, que registró un lleno absoluto.

La actuación fue presentada por el decano electo, Leandro Cabrera, quien en su intervención se congratuló de que su primera comparecencia pública tras su elección el pasado 6 de noviembre fuese precisamente un acto del Coro colegial, del que fue cofundador en el año 1996. Asimismo, dirigió unas palabras de afecto, ánimo y apoyo a todos los participantes en las distintas actividades culturales y deportivas del Colegio, manifestando el orgullo que le produce el constante buen hacer en este campo y subrayando su importante función, tanto para el acercamiento de la institución a la sociedad, como por ser importantes y eficaces instrumentos, no sólo de confraternización entre los colegiados, sino también para la formación de los mismos en el trabajo en equipo.

Durante el concierto, la agrupación coral ofreció de forma íntegra la que es la décimo novena y última misa escrita por el inigualable compositor austríaco, que la comenzó en el verano del 1791, aunque su óbito al final de ese mismo año impidió que la pudiese terminar personalmente, por lo que, consciente de su débil estado de salud, fue dando instrucciones a su discípulo Franz Xaver Süssmayr sobre cómo finalizarla, siendo este quien la concluyó renunciando a toda clase de reconocimientos por ello, si bien aceptó una compensación económica de Constanze Weber, la viuda de Mozart.

Además de los integrantes del Coro, la obra estuvo interpretada por los solistas Ana Ureña Pegalajar (soprano), Anna Gomà Curtiella (mezzosoprano), Ángel Luis Molina (tenor) y Javier Márquez Arroyo (bajo), y por la Joven Orquesta del Sur de España, todo ello bajo la dirección de Rafael de Torres Carpio, titular de Coro.

La cita congregó a numeroso público, a pesar del gran aforo del templo –uno de los mayores de Granada-, hasta el punto de que algunos de los asistentes se ubicaron en el suelo y en los laterales del ábside del altar mayor. El respetable agradeció la interpretación con sucesivos aplausos y dedicando al final una prolongada ovación que superó ampliamente los diez minutos de duración.

Un rotundo éxito de la agrupación vocal que ya se vislumbró en su pasada intervención, hace menos de un mes, en el XVIII Encuentro Nacional de Coros de Colegios de Abogados de España celebrado en Zaragoza, a pesar del reducido número de coralistas que entonces pudieron desplazarse, y que ha animado a que un buen número de colegiados presentes en el concierto del sábado mostrasen a su término su interés en adherirse a la misma. Profesores de la OCG y de los Conservatorios de Música de la ciudad manifestaron igualmente al finalizar el concierto su felicitación por la calidad del resultado logrado.

Este concierto ha sido posible gracias al patrocinio de las siguientes entidades: ASISA, Tasaciones Andaluzas S.A. (TASA), Consultores Tasa S.L.U. (COTASA) y La Gran Taberna, además de la colaboración de la Orden de los Dominicos y el auspicio del Colegio de Abogados de Granada.

Fotografías: Francisco J. Benedicto  

El Sitio Web www.icagr.es utiliza cookies propias y de terceros para recopilar información que ayuda a optimizar su visita a nuestra página. No se utilizarán las cookies para recoger información de carácter personal. Usted puede permitir su uso o rechazarlo, también puede cambiar su configuración siempre que lo desee.
Encontrará más información en nuestra Política de CookiesX Cerrar