La Abogacía granadina premia la fidelidad hacia la profesión con la entrega de los Botones de Oro y Plata

Botones Plata SL.jpg

El Colegio de Abogados de Granada celebró en la mañana del 15 de octubre el que es, sin duda, el acto más emotivo de todo el año de la institución: la entrega de los Botones de Oro y Plata a los letrados que cumplen 50 y 25 años, respectivamente, de profesión, enmarcada dentro del programa de festejos de Santa Teresa, patrona de la Abogacía granadina.

Con este entrañable homenaje, presidido por el decano, Eduardo Torres, el resto de miembros de la Junta de Gobierno, así como el decano emérito Rafael López Cantal, el Colegio de Abogados reconoce públicamente la dilatada trayectoria profesional de los letrados y premia su fidelidad, compromiso y perseverancia. “Los Botones son la representación de una vida profesional entera y del compromiso colegial y profesional que alabamos y admiramos desde la Junta de Gobierno de este Colegio”, comentó el máximo representante de la Abogacía granadina durante la solemne ceremonia, la última que preside como Decano.  

El acto comenzó a las 11:30 horas con la imposición de los Botones de Plata en una de las convocatorias más concurridas de los últimos años. En total, 157 colegiados y dos trabajadores de la institución fueron condecorados por su dedicación al servicio público y a la defensa de los justiciables durante 25 años, evidenciando “su amor por la Justicia, por la Abogacía y por el Colegio”, en palabras de Torres. “Hemos sabido dar lo mejor de nosotros mismos en esta larga y compleja andadura profesional”, destacó José Antonio Alcántara, uno de los colegiados condecorados con el Botón de Plata encargado de dirigir unas palabras a los compañeros. “Quiero agradecer al Colegio la distinción, porque 25 años de profesión no son fáciles”, añadió Fernando Mir, otro de los letrados homenajeados que intervino durante la ceremonia.
 

Ahora bien, junto a estos ‘embajadores’ de la Abogacía granadina, destacan los cinco abogados que alcanzan en 2018 el medio siglo de entrega a la profesión, cinco abogados que son, según insistió el decano, “un ejemplo para todos”. Se trata de José Moreno Dávila Hernández, Carlos González Sancho López, Enrique Antonio Ceres Ruiz, Salvador Ruiz Fuentes y Juan García Fernández, que se mostraron emocionados durante la imposición de los Botones de Oro. “La Abogacía es una profesión difícil y dura, pero merece la pena, porque ayuda a revolver problemas reales y esa sensación es gratificante”, explicó Ceres, durante su intervención, en la que también quiso agradecer al Colegio “su cariño y compañerismo”.

Asimismo, el acto contó con la entrega distinciones del Colegio de Abogados al letrado Miguel de las Heras Caba y a la tramitadora Procesal del Juzgado de Primera Instancia Número 7 de Granada, Antonia Ariza Sola, por su apoyo y ayuda inestimable a la Corporación y el excelente trato dispendiado a los colegiados.

Tras la ceremonia, un almuerzo de confraternización en el hotel Alhambra Palace clausuró el ‘Día grande’ de la festividad, entregando tras el ágape los trofeos de las competiciones lúdicas y deportivas que se han desarrollado durante las dos semanas previas y sorteándose regalos por parte de las entidades colaboradoras. No obstante, será este miércoles, 17 de octubre, cuando se den por finalizados los actos de Santa Teresa, con el estreno, a las 21:00 horas, de la obra ‘Ladrillos, ladrones y amores’ a cargo del Grupo de Teatro del Colegio de Abogados, en el teatro Isabel la Católica.

El Sitio Web www.icagr.es utiliza cookies propias y de terceros para recopilar información que ayuda a optimizar su visita a nuestra página. No se utilizarán las cookies para recoger información de carácter personal. Usted puede permitir su uso o rechazarlo, también puede cambiar su configuración siempre que lo desee.
Encontrará más información en nuestra Política de CookiesX Cerrar