El combinado colegial logra la cuarta posición en el Mundial de Fútbol de Juristas

Mundial de Fútbol SL.jpg

Lagoa, en pleno corazón del Algarve portugués, ha acogido la VIII Copa Mundial de Juristas, disputada del 6 al 10 junio y en la que ha participado un año más el equipo de fútbol del Colegio de Abogados de Granada, junto a otros 8 combinados de distintas nacionalidades, predominando los equipos españoles.

La expedición granadina, formada finalmente por 22 integrantes, se presentaba al torneo como la campeona de las dos últimas ediciones, con el difícil reto de conseguir el triplete, siendo el auténtico rival a batir por todos los equipos contrincantes.

La primera fase se auguraba complicada, a la vista de los integrantes del grupo en el que quedó encuadrado el combinado nazarí: Juristas de Cantabria, Varsovia, Vizcaya y Catania. El gran inicio de los granadinos con sendas victorias en la primera jornada de competición frente a Cantabria (2-0) y Varsovia (3-1), dominando con claridad los partidos e imponiendo el juego de toque y calidad que tan buenos resultados le ha venido dando, ponía las cosas muy de cara para alcanzar las semifinales, pero un inesperado tropiezo contra Vizcaya en la matinal de la segunda jornada (0-1) complicó enormemente la clasificación. El equipo vasco, tremendamente disciplinado y conocedor de las armas de Granada, se mantuvo muy firme en defensa durante todo el encuentro y sacó máximo provecho de la única ocasión clara que tuvo durante el encuentro. Durante toda la segunda parte defendieron bien el resultado favorable, no dando resultado el empuje granadino, que incluso desperdició una pena máxima en el tiempo de descuento, lo que hubiera supuesto las tablas en el marcador y la clasificación matemática.

Así las cosas, el último partido de la fase de grupos, frente al combinado de Catania, se presentaba como fundamental, dado que ambos equipos se jugaban el pase a las eliminatorias en ese enfrentamiento directo, y el choque no defraudó. El equipo rival, fiel a los cánones de juego de los típicos conjuntos italianos, planteó un encuentro tremendamente físico, con numerosas interrupciones en el juego, una táctica muy defensiva y un juego especialmente duro, aprovechándose de la bisoñez de los integrantes del trío arbitral. Pero el empuje de Granada, con el equipo muy serio y concentrado durante todo el partido, dio sus frutos al poco de comenzar la segunda parte, abriendo el marcador en el que a la postre sería el resultado final del partido (1-0), haciendo aflorar los nervios de los jugadores y cuerpo técnico rivales, algo que en ningún momento amedrentó a los granadinos, que acumulan gran experiencia en este tipo de enfrentamientos. No obstante, la victoria resultó sufrida y generó un gran desgaste físico.

Pese al empate de puntos entre Vizcaya y Granada, el resultado directo entre los equipos hizo que los nuestros quedasen ubicados en segunda posición tras la 1ª fase, enfrentándose al líder del otro grupo, Juristas de Lyon, que había arrollado como una apisonadora a los otros integrantes de su grupo, venciendo a León, Sevilla y Oviedo, presentándose en semifinales con un balance de 17 goles a favor y 3 en contra.

Sin descanso alguno se llegaba a la jornada final del sábado, desarrollándose durante la mañana los partidos de semifinales. El encuentro entre Granada y Lyon se presentaba como la auténtica final anticipada del Torneo, pues se enfrentaban los dos candidatos más firmes al título, con varios rostros ya conocidos en el combinado francés y nuevos componentes de gran nivel futbolístico, reeditando además el agónico partido final del año 2016 en el que Granada se llevó por penaltis la victoria final. Pese a que Granada se adelantó en el marcador y jugó una primera parte de gran calidad, dos chispazos de la dupla ofensiva francesa voltearon el resultado, poniendo el 1-2 que resultó inamovible pese a los envites de los granadinos, con corazón y entrega, pero acusando el esfuerzo de la tarde anterior, pues de hecho también el rival estuvo cerca de ampliar su ventaja en el marcador con sus contragolpes letales.

La derrota llevó a los letrados granadinos a jugar la final de consolación, enfrentándose nuevamente a los Compañeros de Vizcaya quienes, volviendo a poner en práctica el juego sólido del primer enfrentamiento, hicieron valer uno de sus pocos acercamientos a la portería granadina para poner el 0-1 final en el marcador.

En la gran final de la Copa Mundial de Juristas, Oviedo volvió a ser ese equipo que desde años atrás dominaba con firmeza los Campeonatos de España de Colegios de Abogados y se impuso en una reñida final a Lyon por 3-2, culminando una remontada en el marcador que cogió desprevenidos a los franceses y sin tiempo de reaccionar.

Por parte de los miembros de la expedición granadina, la extraordinaria deportividad de sus integrantes quedó plasmada no solo en todos y cada uno de los partidos disputados, en los que destacó la felicitación expresa a quienes consiguieron derrotarlos en el terreno de juego, sino también en la entrega de premios, en la que se felicitó ampliamente al campeón y se le hizo el correspondiente pasillo de reconocimiento, recogiendo los granadinos el trofeo al cuarto clasificado, que no solo no cumple con las exigencias y expectativas de nuestro equipo, sino que hace que desde ya se esté trabajando en la preparación del campeonato al que de común acuerdo se decida acudir para competir y tratar de llevar el nombre del Ilustre Colegio de Abogados de Granada a lo más alto en años venideros. Ya suenan para 2019 el Campeonato de España, que se va a celebrar en Valencia, o el Eurolawyers, que se disputará en Irlanda.

El Sitio Web www.icagr.es utiliza cookies propias y de terceros para recopilar información que ayuda a optimizar su visita a nuestra página. No se utilizarán las cookies para recoger información de carácter personal. Usted puede permitir su uso o rechazarlo, también puede cambiar su configuración siempre que lo desee.
Encontrará más información en nuestra Política de CookiesX Cerrar