Una jornada formativa aborda cómo aportar la prueba informática al proceso judicial

Charla NNTT Prueba SL.jpg

Coincidiendo con el Día de Internet Segura, el Grupo Especializado de Nuevas Tecnologías del Colegio de Abogados de Granada celebró en la tarde del  de febrero una participativa jornada sobre cómo aportar la prueba informática al proceso judicial, una temática que, como señaló el presidente de la agrupación, Luis Antonio Fernández Porcel, “no viene pormenorizada en ningún código o legislación”.

La actividad formativa, que comenzó a las 18 horas en el Salón de Actos de la sede de Santa Ana, contó con la intervención de Luis Serrano Donaire, perito judicial informático, quien comenzó la ponencia resaltando cómo los tiempos están cambiando a un ritmo cada vez mayor y el uso de las nuevas tecnologías se ha extendido en toda la sociedad. “Esto ha provocado que cosas que antes se presentaban en papel, ahora se tienen que sustituir por estos nuevos formatos digitales”, apostilló el también profesor de Informática, para quien esta nueva tendencia solo presenta la punta del iceberg.

Por ello, el experto informático compartió su experiencia y conocimientos en la materia para trasladar a los colegiados una serie de pautas a la hora de presentar la prueba en el proceso judicial y que sea admitida. En concreto, Serrano Donaire se centró en tres de las prácticas más habituales en este ámbito. En primer lugar, se refirió a los requisitos que debe reunir un correo electrónico para ser admitido como prueba: “Según la Ley de Enjuiciamiento Civil tiene que ser presentado el original o copia autenticada del mismo”, indicó. Por ello, aportar una transcripción o un pantallazo no sería válido, sino que se tiene que presentar el fichero descargado y con el contenido original.

En segundo, habló sobre el acta de presencia en internet o cómo volcar los contenidos de una página web en un documento, puntualizando las diferentes opciones con las que cuentan los letrados, como plataformas especializadas, la intervención de un notario o el informe pericial. En tercer lugar, se refirió a la dificultad de prueba a través de Whastapp, pues según la empresa no se guarda ningún mensaje en su servidor, sino que se almacenan en los terminales, por lo que lo ideal sería confrontar los dos móviles, ya que cambiar el contenido en un aparato es relativamente sencillo. “Estamos en un punto en el que hay mucha discusión sobre si puede aportarse como prueba”, señaló. Finalmente, Serrano Donaire resaltó la figura del perito informático como profesional que confirme y certifique los documentos aportados.

El Sitio Web www.icagr.es utiliza cookies propias y de terceros para recopilar información que ayuda a optimizar su visita a nuestra página. No se utilizarán las cookies para recoger información de carácter personal. Usted puede permitir su uso o rechazarlo, también puede cambiar su configuración siempre que lo desee.
Encontrará más información en nuestra Política de CookiesX Cerrar