pipersprint

La ponencia de Enrique Sanjuán sobre cláusulas suelo y abusivas atrae a centenares de colegiados

Jornada cláusulas suelo SL.jpg

Extraordinaria expectación e interés en la última jornada del Grupo Especializado de Derecho Mercantil del Colegio de Abogados de Granada sobre cláusulas suelo y abusivas, impartida por el magistrado Enrique Sanjuán, en la que se superó el aforo de los dos espacios habilitados para los asistentes, el Salón de Actos y la Sala Blanca de la sede colegial de Santa Ana.

Por un lado, el tema de rabiosa actualidad, enfocado a las últimas novedades en cláusulas suelo y abusivas, atrajo a centenares de colegiales. “Enfocamos el objeto de la jornada en esta materia porque las cláusulas suelo, en los últimos meses, están desbordando los despachos y tribunales y son un asunto cotidiano que aparece casi a diario en los medios y del que se habla en las cafeterías”, reseñó el presidente del Grupo de Derecho Mercantil, Juan Gaspar Salvador.

Por otro, no menos relevante en el éxito de la iniciativa fue el ponente, magistrado de la Audiencia Provincial de Almería que planteó la cuestión de la retroactividad de las cláusulas suelo al Tribunal de Justicia de la Unión Europea, tribunal que ahora le ha dado la razón. “Tenemos que dar las gracias por la disposición que Enrique Sanjuán siempre ha mostrado con el Colegio de Abogados de Granada y felicitar a la Junta Directiva del Grupo de Derecho Mercantil por la inmediatez con la que ha planteado esta acción formativa”, comentó el decano, Eduardo Torres.

Entre las últimas novedades, Sanjuán se refirió a la sentencia del TJUE de 26 de enero sobre la cláusula de vencimiento anticipado; la sentencia de 21 de diciembre del mismo órgano, que establece la retroactividad absoluta, en interpretación de lo que era la doctrina del Tribunal Supremo y el cambio radical que ello supone; la resolución de 30 de enero de no aplicación de la transparencia a las personas jurídicas; el Real Decreto-Ley 1/2017, de 20 de enero, a efectos de reclamación de cláusulas; o la interpretación de la cosa juzgada.

“Hay tanta novedad que nuestro Derecho está viviendo un movimiento sísmico importantísimo y la inseguridad jurídica tendrá que convertirse en seguridad jurídica cuando el legislador empiece a tomar conciencia y a hacer normas que permitan al ciudadano conocer si tiene o no tiene derecho y a cuánto”, explicó el magistrado, para quien el Real Decreto es un “parque rápido y apresurado”, que solo arregla la situación si existe voluntad por parte de las instituciones financieras, y que debería “haberse tramitado por la vía ordinaria, pero apostando por otros canales como la mediación o el arbitraje”.

Dado el enorme interés de la jornada, el ponente accedió a que fuera grabada para que el Colegio de Abogados de Granada la haga llegar a los letrados interesados.